Martes 11 Diciembre 2018

Face  Twitt  Google  Pint  Instagram

Roi Rodríguez comienza el desafío del Campeonato del Mundo de Piragüismo.

Publicidad
Panadería Xulio C/ Lugo 9 Tui
El palista del Kayak Tudense Axuda Paramos lleva preparando esta cita toda la temporada.

Las regatas se disputarán en la pista de Monte Mor O Velho, muy cerca de Coimbra (Portugal). Este jueves será la jornada clasificatoria y el sábado por la mañana las semifinales y la final en la modalidad de K-1 1.000 metros.
El deportista ha cumplido todos los ciclos de preparación en la actual temporada. Llega al prueba decisiva después de ser uno de los mejores en las copas del Mundo y lograr el mejor registro histórico a nivel mundial en K-1 1.000 metros, la distancia en la que ha competido con más éxito en los últimos años. Las competiciones, pero también los entrenamientos, han sido selectivos. Bajo la dirección de Esteban Alonso, el técnico, durante los pasados meses se ha completado un programa intenso y controlado. “Lo más importante es la regularidad”, afirma.

Publicidad
Tuicom-articulos

“Llego en buen momento. Pero eso hay que demostrarlo en el agua”. Son las palabras de Roi Rodríguez antes de afrontar la competición. Siempre cauto, considera que cualquier error puede ser decisivo Por eso, “estar en la final es el primer paso. No será sencillo, pero hay opciones claras”, afirma. Uno de sus principales rivales será Fernando Pimenta, el laureado palista portugués con el que incluso ha compartido sesiones de entrenamiento en Ponte da Lima varias veces.
Roi Rodríguez también conoce la pista. Ha realizado allí una concentración de varios días. A ello se debe añadir que ha competido en numerosas ocasiones. En 2015 logró algo inédito en el piragüismo español. Conquistó la medalla de oro en K-1 y K-4 1.000 metros. En esta última embarcación se encontraba Marcus Cooper.
El palista del Kayak Tudense sabe que la pista portuguesa es complicada. El viento lateral es un factor fundamental. Intentar conseguir el poder competir por una de las llamadas calles ‘buenas’ es otro de los retos de las semifinales.
Rubén Millán será el otro componente del Kayak Tudense que participe en el Campeonato del Mundo de pista. Lo hará en el K-4 1.000 metros. Ya tienen acceso directo a la final que se disputará el domingo. La representación gallega se completará con otros 15 palistas, entre ellos Teresa Portela, Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, que tienen opciones de conseguir una medalla.