Sábado 14 Diciembre 2019

Face  Twitt  Google  Pint  Instagram

Este Sábado se disputa una nueva edición del emblemático descenso del Miño

Publicidad
El Descenso del Miño, la prueba que organiza el Kayak Tudense Axuda Paramos, acumula historia y tradición que se verán reflejados en los casi 1.300 palistas que se encontrarán en el emblemático río Miño.

De ellos, casi 600 formarán parte de la prueba de competición, que saldrá a las seis y media desde Salvaterra. El resto se unirán en el Descenso Popular, que alcanza su novena edición y se convierte también en una referencia por el interés que ha despertado.
Con 47 ediciones ya cumplidas, la 48 del Descenso Internacional del Miño volverá a ofrecer imágenes icónicas. Una de ellas será la tradicional salida desde Salvaterra. Ya se ha acondicionado el terreno para que los deportistas puedan salir desde el césped y tras una pequeña carrera llegar a los barcos. Y precisamente en los barcos habrá una novedad importante. En el caso de los K-2, el segundo componente ya estará en la embarcación. Los responsables del Kayak Tudense Axuda Paramos introducen este método para comprobar si se agiliza también la salida. Además de Salvaterra, desde el lado portugués del río se realizará la salida de la categoría femenina.
Las previsiones dicen que será un descenso rápido y que dependiendo de algunos factores incluso se podría batir el registro histórico de tiempo. Las condiciones parecen favorables, aunque habrá que esperar a como afronten la competición los palistas. En esta edición y debido al cambio de embarcaciones de muchos palistas, no se puede realizar un grupo de favoritos. Además de los españoles, también los argentinos y portugueses se abren a la posibilidad de ser primeros.
Al igual que en años anteriores, en el Descenso del Miño estarán representados todos los clubes gallegos de piragüismo y otros de diversos lugares de España. También deportistas que han realizado una particular apuesta por una prueba considerada como una de las más importantes del calendario.
Antes de que los palistas lleguen a Tui después de recorrer los 17 kilómetros, lo harán los que participan en el Descenso Popular. Saldrán a las cuatro de la tarde de la Ribera de Caldelas. Antes se celebrará una romería, como es tradicional. Este evento está considerado ya como fiesta de interés turístico gallego, algo que confirma su importancia.
El río Miño vivirá por lo tanto una doble fiesta con las piraguas como grandes protagonistas. Con una masiva asistencia, en Tui también están previstos varios actos lúdicos y festivos que durarán hasta la madrugada.